Conceptos de Interés Simple: Un Análisis Completo

Si nos referimos al interés simple en el caso de una inversión, estaremos hablando del interés obtenido por ese capital inicial de la inversión, es decir, no se tendrá en cuenta una reinversión del interés obtenido al capital inicial invertido. El interés serás siempre, a pesar del paso del tiempo, sobre el dinero inicia aportado. El interés simple se calcula a partir del capital principal, la tasa de interés y el periodo. Cuando se domina, se puede calcular el rendimiento porcentual anual (APY, annual percentage yield), la tasa de porcentaje anual (APR, annual percentage rate) y el interés compuesto. El interés es la tarifa que se aplica al dinero cuando se presta, se pide prestado o se invierte.

  • En este caso se utiliza para facilitar el cálculo de tiempo, suponiendo que cada mes tiene 30 días.
  • Como vemos las condiciones del banco «B» son más favorable para Ana, ya que solo le tendría que devolver al banco 2.140€, frente a los 2.200€ que le pide el banco «A».
  • El interés que se obtiene de una ivnersión es directamente proporcional al capital inicial aportado, al tiempo que se mantiene y a la tasa de interés.
  • El interés compuesto reinvierte los beneficios generados y permite que el dinero se acumule mucho más que usando interés simple.

Cuando tu realizas un depósito de 1000€ con un interés simple del 5% durante 3 años. Después retirarás los 50€ de beneficios y al siguiente año tendrás, otra vez 1050€, y así consecutivamente hasta el final del depósito. Conoce el significado de este concepto y aprende a calcular los beneficios de una inversión inicial. Ahora que ya sabemos cuánto https://es.forexdemo.info/john-morgan-jr-destacado-representante-de-la-dinastia-de-banqueros/ interés vamos a percibir (5.000€), sólo nos queda sumarlo a los 10.000€ inicialmente invertidos y sabremos el total de dinero que recuperaremos de nuestra inversión, en este caso 15.000€. El interés que se obtiene de una ivnersión es directamente proporcional al capital inicial aportado, al tiempo que se mantiene y a la tasa de interés.

Cita este artículo

Un ejemplo de este tipo de interés es cuando depositas dinero en un banco y, transcurrido un determinado período de tiempo, recibirás de la entidad los beneficios o intereses acordados previamente. El interés simple es el método más común para calcular los intereses, y su cálculo es más sencillo de lo que parece al principio. El capital es el dinero prestado o la cantidad inicial de dinero depositada en un banco. Teniendo ya la fórmula, los pasos a seguir para calcular el interés simple son los siguientes. El interés es simple cuando el interés que se obtiene al vencer una operación no se suma al capital para generar nuevos intereses. Los intereses que vamos ganando no se reinvierten en el período que sigue y por esto el interés obtenido en cada período es el mismo.

Por ejemplo, si la inversión tiene una duración de 90 días y la tasa de interés es de 36% anual, y tú lo que quieres saber es cuál sería la tasa de interés por días, utilizas una de las fórmulas que te he dejado arriba. En otras palabras, el interés simple se calcula para pagos o cobros sobre el capital dispuesto inicialmente en todos los periodos considerados, mientras que el interés compuesto va sumando los intereses al capital para producir nuevos intereses. Este cálculo puede servir también para conocer las ganancias que se han obtenido en un determinado lapso de tiempo (al inicio) y permite acceder a la información de qué capital equivalente podremos tener en un futuro posterior definido. Por lo general el cálculo del interés simple suele utilizarse para plazos cortos de tiempo, menores de 1 año.

Interés simple y compuesto

En estos casos es necesario realizar una conversión de un periodo determinado, meses o días, en años. Al pedir dinero prestado, el interés simple es mucho mejor para los prestatarios que el interés compuesto porque se mantienen los pagos más bajos. Al contrario, el interés compuesto es beneficioso para los prestamistas, ya que su dinero se capitaliza. En este post veremos qué es el interés simple, cómo se calcula, cuál es su importancia dentro de las estrategias financieras como las inversiones y en qué se diferencia del interés compuesto. El interés simple es un tipo de interés calculado sobre la cantidad de dinero inicial invertido en relación al tiempo que dicho dinero permanece en una inversión.

Calcular el monto principal

El interés normalmente se representa con una letra “R” porque se calcula como una tasa o porcentaje. Especializado en sistemas de información, administración financiera, costos y gestión de proyectos. Gerente de informática, logística y operaciones en diferentes tipos de industrias. Para generar el efecto compuesto, el interés debe reinvertirse y sumarse al capital. Capital inicial 5.000€
Interés 3.2% simple anual
Tiempo 2 meses y 10 días
Primero pasamos los meses en días y después lo pasamos a años. Es decir, 10.000€ en 4 años al 9% simple anual producen 3.600€ de interés.

Calcular la tasa o rata de interés

En resumen, el interés simple se calcula en base al capital inicial, a la duración de la inversión (o préstamo) y a la tasa de interés establecida. El interés simple se caracteriza por que el importe correspondiente al interés no se suma al capital, algo que si ocurre con el interés compuesto. Además este https://es.forexgenerator.net/citadel-securities-pierde-flash-boys/ tipo de interés se mantiene constante durante cada periodo de vigencia del préstamo o inversión. Por otro lado el interés simple se calcula tomando como referencia el capital. También puedes hacer que el tiempo se exprese en la misma unidad que la tasa de interés, todo depende de lo que necesites saber.

Ejemplo de interés simple

Este tipo de interés se usa diariamente en la vida personal y en los negocios. La definición de interés simple se basa en el beneficio que se obtiene de una inversión o capital inicial producidas durante un periodo de tiempo determinado, los cuales se retiran al final del periodo y no se vuelven a reinvertir. Esto quiere decir que el interés simple que genere el capital invertido será igual en todos los periodos de duración de la inversión, siempre que la tasa y el plazo no varíen.

Para un inversor, el interés compuesto es su mejor amigo porque es increíblemente útil para generar ahorros de inversión. Sin embargo, para alguien que pide dinero prestado, puede hacer que se endeude rápidamente si no logra pagar a tiempo. El interés simple es la cantidad que se paga sobre una cantidad principal de dinero que se toma prestada o prestada a alguien.

El interés simple se utiliza comúnmente en préstamos pequeños, como préstamos personales y algunos tipos de préstamos estudiantiles. El interés simple se utiliza comúnmente en préstamos https://es.forexdata.info/el-jefe-de-la-fed-de-los-estados-unidos-jerome-powell-dio-un-discurso/ a corto plazo, como los préstamos personales o los créditos al consumo. También se utiliza en algunos tipos de inversiones, como los depósitos a plazo fijo o los bonos de deuda.

Pues toda esta información la vas a encontrar en este artículo, así que te animo a que sigas leyendo y si al finalizar el artículo tienes alguna duda o quieres compartir con nosotros algún ejercicio, déjanos un comentario. Curiosamente, el interés no solo tiene esa connotación negativa para los ahorradores. Si el cliente es quien presta el dinero al banco —mediante un depósito o un fondo de inversión—, el interés tiene una acepción positiva para el ahorrador. Se refiere entonces al índice que indica la rentabilidad de los ahorros o las inversiones. Esto es lo que diferencia este concepto del interés compuesto, ya que en el interés compuesto los beneficios obtenidos al final de cada periodo se capitalizan, es decir, se reinvierten.

Leave a Comment